Drenaje linfático

Viernes, 22 Agosto   

El fluido linfático, que circula por los capilares a lo largo del cuerpo, es nuestro sistema defensivo contra los agentes patógenos, y a la vez constituye una red de evacuación de toxinas.

Si este fluido se ve afectado, por ejemplo por el estrés se originan retenciones de líquidos e inflamaciones fácilmente reconocibles en la llamadas ?piernas hinchadas? y en las bolsas de los ojos.

Lo más conveniente es someterse a un drenaje linfático, que reactiva la circulación para que desaparezcan las retenciones de líquidos. El terapeuta contribuye a ellos, realizando con los dedos movimientos suaves a lo largo de las vías linfáticas hasta el ganglio linfático. Esta técnica depurativa también se utiliza en casos de celulitis.


Tags: ,